Tarta de queso y chocolate
Hay personas que son adictas al queso y otras que lo son al chocolate, si eres adicto a los dos, esta receta se convertirá en tu favorita. Hoy vamos a preparar una tarta de queso y chocolate, tal como suena. Se trata de una receta ideal para un postre, merienda o incluso para llevar a casa de otras personas cuando nos invitan para comer o cenar. ¿Te podrás resistir? Consejo: déjate llevar y disfruta.

Lo mejor de todo es que esta receta que te vamos a contar es muy sencilla, los pasos son similares a los de la tarta de queso, de modo que nos quedará una tarta cremosa y suave, sin apenas harina de modo que es incluso apta para celíacos. Los ingredientes que necesitas son los siguientes: 400 gramos de queso crema (tipo Philadelphia), 100 gramos de queso batido sin grasa, 120 gramos de azúcar, 3 huevos grandes, una pizca de sal, 25 gramos de maicena, 12 gramos de cacao puro en polvo y extracto de vainilla.

Mezcla el queso crema, el queso batido y el azúcar, todo ello con una espátula de silicona o con las varillas hasta obtener una crema fina y homogénea. A continuación añade los huevos batidos, un poquito de sal y vuelve a mezclar. Acto seguido tamiza la maicena con el cacao e incorpóralo a la preparación anterior, aprovecha para incorporar el extracto de vainilla (opcional).

Ahora con ayuda de una batidora bate de nuevo la mezcla, con ello ya tendrás preparada la masa de la tarta de queso, cubre el recipiente y déjalo reposar en el frigorífico durante 30 minutos. Prepara el molde untando un poco de mantequilla, espolvorea con harina y precalienta el horno a 180ºC. Finalmente vierte el preparado de la tarta en el molde, introduce en el horno durante unos 35 minutos. Para verificar que esté hecho, pincha con un palillo, si sale limpio significa que la tarta está cuajada. Déjala 15 minutos más reposar con el horno apagado. Puedes servirla con alguna galleta crujiente u otro dulce que combine con el chocolate. ¡A deleitarte!