Receta de Gimbap coreano
El Gimbap es un plato de la cocina coreana, que cuenta con una gran aceptación porque es muy sabroso y también bastante completo en cuanto a nutrientes. Su elaboración no es complicada, pero si requiere de bastante tiempo porque es un poco trabajoso. En realidad, recuerda un poco al sushi, aunque presenta algunas variaciones.

Ingredientes

Para preparar un Gimbap lo cierto es que se precisan unos cuantos ingredientes. El más importante es el arroz del que se necesitan dos tazas, además de dos tazas y media de agua, unos 50 gramos de zanahoria, sal, 80 gramos de peino, 70 gramos de rábano, 100 gramos de raíces de bardana, aceite de oliva, 80 gramos de carne picada, dos huevos y alga laver.

Además, se tienen que tener una serie de condimentos para las diferentes partes del plato. Aparte de la sal, también se necesita aceite de sésamo, vinagre, salsa de soja, azúcar, cinco gramos de arroz refinado, cebolleta picada, ajo picado y pimienta negra molida.

Preparación

Con la cesta de la compra en casa y todos los ingredientes sobre la mesa, ya podemos comenzar a preparar el plato. En primer lugar, hay que preparar el arroz, que se debe remojar en agua durante unos 30 minutos para luego colar durante alrededor de diez minutos con el fin de que quede bien escurrido.

Receta de Gimbap coreano
También es el momento de lavar y pelar la zanahoria y de lavar el pepino y cortarlo en trozos, quitando las semillas y poniendo un poco de sal para que suelte el agua, que es conveniente quitarla. Mientras tanto, se puede cortar el rábano y pelar la raíz de bardana para cortarla en tiras y remojarla en agua con vinagre durante unos dos minutos. La elaboración de este plato requiere a su vez tener la carne picada lista, cerciorándose de que no escurre sangre, y tener un huevo batido al que se le ha añadido previamente un poco de sal.

Tras toda esta preparación, llega el momento de hacer el Gimbap. En primer lugar hay que poner el arroz y el agua en una olla para que hierva a fuego fuerte durante cuatro minutos. Pasado este tiempo, tiene que cocer otros cuatro minutos para ir bajando el fuego y que durante tres minutos adicionales hierva a fuego moderado. En el momento en el que el arroz haya absorbido el agua, hay que continuar a fuego lento durante diez minutos. No hay que olvidarse de añadir sal y un poco de aceite se sésamo.

Mientras se cuece el arroz, se puede coger una sartén y poner un poco de aceite para saltear la zanahoria y el peino a fuego lento unos 30 segundos. También se tienen que saltear las raíces de bardana a fuego moderado unos tres minutos y añadir los condimentos y la carne a fuego moderado durante dos minutos, pero todo por separado.

De nuevo, necesitaremos la sartén para freír el huevo, que se cortará en tiras, y se tostarán las algas laver a fuego lento. Luego, se debe poner el arroz sobre las algas, junto con la zanahoria, el pepino, rábano, raíces de bardana, carne picada y huevo. A continuación, solo queda hacer el enrollado para que quede como un tubo y cortarlo en pedazos de entre uno y dos centímetros.