Receta de granola casera
La granola no es más que una mezcla de copos de avena con frutos secos, semilla y miel y que constituye un ejemplo de desayuno saludable y energético. Esta receta de granola casera es perfecta para tomar en los meses de invierno debido a los nutrientes que lleva. Muy sencilla y fácil de elaborar y perfecta para los más peques de la casa.

Ingredientes

– 300 gr. de copos de avena
– 75 gr. de almendras laminadas
– 45 gr. de pipas de girasol
– 45 gr. de pipas de calabaza
– 1/2 cucharadita de canela en polvo
– 1/4 de cucharadita de sal
– 30 gr. de mantequilla derretida
– 120 ml de miel
– 1 taza de gotas de chocolate

Elaboración de la granola casera

En primer lugar precalienta el horno a 170 grados. Coge una bandeja para horno y engrásala con un poco de mantequilla. A continuación coge un bol grande y añade los copos de avena, las almendras laminadas, las pipas de girasol y de calabaza, la canela molida y la sal. Remueve todo para mezclar bien. Reserva. En otro bol mezcla la mantequilla derretida con la miel.

Añade al bol de los cereales y remueve muy bien. Asegúrate de que todos los ingredientes estén bien impregnados de la mezcla de miel y mantequilla. Vierte todo en la bandeja y reparte todo de manera uniforme.

Receta de granola casera

Meter en el horno

Mete en el horno y deja hornear durante unos 30 minutos más o menos. Ve removiendo de vez en cuando toda la granola. Una vez veas que que la mezcla está dorada y crujiente ya puedes sacar del horno. Deja enfriar en la rejilla del horno. Conforme se vaya enfriando se irá volviendo más crujiente. Si vez que hay trozos grandes, ve deshaciéndolos.

Una vez totalmente fría ya puedes degustarla como más quieras, con un poco de leche o un poco de yogur desnatado. Añade la taza de gotas de chocolate. Espero que te haya gustado esta saludable receta y te animes a prepararla.