Pastel de queso
¡Nos encanta el queso! Una delicia irresistible que podemos utilizar en infinidad de recetas sin miedo a equivocarnos. Desde el queso más ligero y suave, hasta el más intenso y fuerte, es un ingrediente básico que no puede faltar en ninguna despensa.

El queso es también el protagonista de nuestro postre de hoy que suele tener mucho éxito. Para preparar una tarta tradicional de queso vas a necesitar los siguientes ingredientes: queso cremoso para untar; 3 huevos; 3 yogures naturales; 3 cucharadas soperas de harina; y 10 cucharadas de azúcar blanco o moreno en función de los gustos de cada comensal. Yo te recomiendo azúcar integral para una receta mucho más sana.

Pastel de queso
¿Ya tienes todo lo necesario? En ese caso no te olvides de precalentar el horno a 200º, mientras preparas esta sencilla y divertida receta. Mezcla en un bol todos los ingredientes hasta conseguir una textura homogénea y sin grumos.

Unta un molde con mantequilla para evitar que tu pastel se pegue y vierte esta mezcla en el recipiente. Cuando hayas esto podrás meter tu receta en el horno, bajando la temperatura a 170º, durante unos 25 minutos. Para saber si está en su punto, pincha la tarta con un tenedor y si sale completamente limpio podrás retirar la tarta del horno.

Pastel de queso
Antes de meterla en el frigorífico, debes esperar a que se enfríe a temperatura ambiente. Y por supuesto, no te olvides de decorar tu tarta de queso con los ingredientes que quieras. Y en ese sentido puedes personalizar tu pastel de muchas formas diferentes, como por ejemplo con mermelada, fruta fresca, chocolate, galletas, frutos secos…

¿Cuál es tu ingrediente preferido?